Juego de Tronos: 10 Tramas que seran diferente en los Libros de George R.R. Martin


Despues de ocho temporadas llenas de sorpresas y sufrimiento, Juego de Tronos ha llegado a su fin y los fans se han quedado vacíos, muchos de ellos indignados por el extraño final que HBO mostró durante la Octava temporada. Sin embargo, los lectores de Canción de hielo y fuego no han vivido tanto drama, pues son conscientes de que el verdadero final de la historia se encuentra en la cabeza de George R.R. Martin.

El dia de hoy repasamos algunas grandes diferencias que con toda seguridad se mostrara en Vientos de Invierno y Sueños de primavera respecto a la exitosa producción de HBO.

1.- La profecía sobre Cersei


La quinta temporada de Juego de Tronos comenzaba con un flashback en el que una pequeña Cersei acudía, junto a una amiga a la guarida de una bruja que predijo su futuro. Entre otras cosas, al igual que en los libros, la adivina Maggy le reveló que tendría tres hijos. "De oro serán sus coronas y de oro sus mortajas", añadió. Sin embargo, si bien es cierto que Joffrey, Tommen y Myrcella acabaron por morir en la serie, esta última jamás reinó, algo que los lectores siempre pensaron que sucedería en las novelas y que tal vez así sea, añadiendo un primer cambio a los acontecimientos. La segunda diferencia es mucho más significativa, ya que se trata de una parte de la predicción que en la serie se ha omitido totalmente. "Y cuando las lágrimas te ahoguen, el valonqar te rodeará el cuello blanco con las manos y te arrebatará la vida", concluye Maggy en un fragmento recogido en Festín de Cuervos. El término valyrio "valonquar" significa "hermano menor", lo que lleva a Cersei a pensar que será Tyrion quien la mate y, para intentar evitarlo, pone precio a la cabeza del enano. Sin embargo, todos los lectores parecen estar de acuerdo en que será Jaime quien asesine a su hermana y amante. Aunque son gemelos, él nació antes, un dato que Martin se encarga de dejar claro en los libros. Además, también existe la teoría de que Tyrion en realidad no sería un Lannister. En cualquiera de los casos, parece claro que el desenlace de Jaime y Cersei en los libros tendrá poco que ver con el que han tenido en la serie, donde los hermanos murieron abrazados aplastados por escombros durante la destrucción de la Fortaleza Roja por parte de Daenerys.

2.- Lady Corazón de Piedra


Entre los muchos personajes de los libros que no aparecen en la serie, este ha sido probablemente el más añorado por los fans de Martin. En el epílogo de la intensísima tercera novela, Tormenta de espadas, los lectores se llevaban una última gran sorpresa: Catelyn Stark, a la que los Frey degollaron en la impactante Boda Roja, seguía viva. Después de morir asesinada, junto a su hijo y todos los banderizos norteños, el cadáver de Catelyn fue arrojado al río. Thoros de Myr encontró su cuerpo y, al igual que hizo en numerosas ocasiones con Beric Dondarrion, la devolvió a la vida en nombre del Señor de la Luz. Con el sobrenombre de Lady Corazón de Piedra, la garganta cortada y un aspecto de muerto viviente, la nueva Catelyn, acompañada por los bandidos de la Hermandad sin Estandartes, se dedica a ejecutar a todos los enemigos y traidores con los que se encuentra. ¿Encontrará a alguna de sus dos hijas?, ¿descubrirá el verdadero origen de Jon?, ¿eliminará a alguno de los otros personajes principales de la historia? Todo eso es un misterio, pero el potencial del personaje es grande y seguro que Martin le reserva un papel relevante en la trama.

3.- El destino de Rickon


Al parecer, los guionistas de Juego de Tronos no tenían muy claro qué hacer con la salvaje Osha y el pequeño de los Stark, dos personajes sobre cuya trayectoria Martin no ha dado demasiadas pistas, así que se deshicieron de ellos de la manera más sencilla posible, matándolos. Repentinamente, en la sexta temporada, los hombres de Ramsey Bolton encuentran y capturan a Rickon y a su guardiana. Nadie sabe dónde estuvieron tras separarse de Bran, Hodor y compañía ni cómo las tropas del sádico norteño dieron con ellos. Bolton no tarda en deshacerse de Osha y, un poco más adelante, utiliza a Rickon como cebo para, tras hacerle correr y matarle de un flechazo, lastimar a Jon Snow antes de la Batalla de los Bastardos. En los libros, Rickon es, al igual que su lobo huargo Peludo, agresivo e incontrolable. Hasta el momento no ha sido capturado ni ha muerto sino que ha huido con Osha a la misteriosa isla de Skagos, donde se dice que hay unicornios y que está habitada por caníbales. En Danza de dragones, un Lord del Norte encarga a Davos ir en busca del pequeño para nombrarlo Señor de Invernalia, así que parece claro que el pequeño tendrá un camino mucho más interesante que en la serie.

4.- Los planes de Dorne


Mientras que la trama dorniense se ha quedado en un quiero y no puedo en la ficción de HBO, en los libros conforma un gran arco argumental con múltiples aristas y mucha más repercusión en toda la historia. En Juego de Tronos, todo se limita a que, tras la muerte de Oberyn Martell a manos de la Montaña, su amante Ellaria Arena y sus tres hijas se obsesionan con la venganza. Con esa idea en la cabeza acaban incluso asesinando al príncipe Doran Martell, que en ningún momento pinta gran cosa. En las novelas, en cambio, Doran es un personaje mucho más interesante, un tipo cerebral con un plan tremendamente ambicioso en el que juegan un gran papel su hija Arianne y su hijo Quentyn (inexistentes en la serie), y también las Serpientes de Arena, a las que envía con diferentes misiones a Desembarco del Rey. El objetivo final es aliarse con los Targaryen para llegar al trono y vengarse de los Lannister, aunque el éxito de la misión, frustrada ya en varios puntos, aún está en el aire. En el entorno dorniense, tampoco la historia de Myrcella es igual. Jaime y Bronn nunca van a Dorne, pero sí dos miembros de la guardia real, Arys Oakheart y Balon Swann, en distintos momentos y con distintos objetivos. Entre los diversos giros que da esta historia, Myrcella acaba sin una oreja y con una fea cicatriz en la cara, pero la hija de Cersei y Jaime Lannister sigue viva.

5.- Los Hijos del Hierro


Solo Theon Greyjoy y en parte Asha (rebautizada como Yara en la serie) han llegado a la serie con cierta fidelidad a lo relatado en los libros. Pero, como sucede en el caso de los dornienses, la historia de los hijos del hierro es mucho más amplia y compleja en los libros. En las novelas hay varios candidatos que luchan por el gobierno de Pyke y las Islas del Hierro. Entre ellos destacan Asha y sus tíos Victarion (un loco personaje omitido en la serie) y Euron (mucho más astuto, inteligente, amenazador y poderoso que el fantoche presuntuoso de la serie). También tiene un papel destacado Aeron, sacerdote del Dios Ahogado y también tío de Theon y Asha. En Danza de dragones, Victarion se dirige a Meeren en nombre de Euron, ya elegido líder de los Hijos del Hierro, para tratar de aliarse con Daenerys. Asha, que ha huido al Norte tras la victoria de su tío, ha sido capturada por Stannis, que sigue vivo (Ramsey asegura en una carta dirigida a Jon que lo ha matado, pero no parece que sea cierto). También Theon, huido de Ramsey Bolton, acaba en el campamento del Señor de Rocadragón.

6.- Las tres cabezas del dragón


Entre las diversas profecías de los libros que no ha recogido la serie, una de las más insistentes es la que habla del dragón de tres cabezas, en referencia la existencia de tres Targaryen que acabarían montando sendos dragones. Los lectores de Canción de Hielo y Fuego ya adivinaron hace mucho que, tras Daenerys, el segundo dragón era Jon Nieve, en realidad hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark y no bastardo de Ned. Y así ha sido en la serie de televisión. Pero, ¿dónde está el tercer dragón? En las novelas existe una teoría, que cada vez coge más fuerza, en la que se asegura que en realidad Tyrion no es hijo de Tywin Lannister sino de Aerys Targaryen y la fallecida Joanna Lannister. Eso lo convertiría en hermanastro de Daenerys y legítimo heredero al trono, por delante incluso de Jon Nieve. Sin embargo, en Danza de dragones se descubre que Aegon Targaryen, el hijo menor del príncipe Rhaegar y la princesa Elia Martell, sigue vivo. Fue Varys quien, cambiando al bebé real por un campesino, libró al pequeño del funesto destino de su madre y su hermano a manos de Gregor Clegane. Ahora, Aegon, con la Compañía Dorada de su lado (un temible ejército representado en la serie de forma breve y lamentable como alimento de dragón), traza sus planes para invadir Poniente. De este modo, aún es un misterio quiénes serán finalmente las tres cabezas del dragón y qué papel jugará Aegon en la historia.

7.- Los bastardos de Robert Baratheon


Para simplificar la colosal historia de Martin, los responsables de Juego de Tronos han optado sabiamente por fusionar algunos personajes. Ese es el caso de Gendry, uno de los hijos bastardos de Robert Baratheon, que en la serie es el único superviviente después de que Cersei ordene el asesinato de todos los vástagos de su difunto esposo. Sin embargo, esta simplificación necesaria en la adaptación televisiva elimina muchas tramas posibles. En los libros son varios los bastardos de Robert que sobreviven. Además del propio Gendry, que en las novelas se queda junto a la Hermandad sin Estandartes, destaca Edric Tormenta, que es el joven al que Melisandre quiere sacrificar en Rocadragón y al que finalmente Davos libera. Por otro lado, Sansa conoce en Nido de Águilas a Mya Piedra, otra hija bastarda de Robert que se acaba convirtiendo en una grata compañía mientras la joven Stark se hace pasar por otra bastarda, Alayne, supuesta hija de Meñique. Es un misterio qué papel tendrán Mya y Edric en las futuras novelas, pero es seguro que Martin les reserva un papel importante, al menos a Edric, dada su trayectoria hasta el momento.

8.- Los legendarios Barristan Selmy, Mance Ryder y Brynden Tully


Para simplificar las tramas, además de fusionar personajes, los guionistas de Juego de Tronos han optado por las muertes prematuras de algunos grandes personajes que en los libros siguen vivos y que probablemente aún darán mucha guerra. El primero de ellos, Barristan Selmy, muere en la serie de forma bastante triste en una emboscada de los Hijos de la Arpía. En los libros, el legendario guerrero es el que queda al mando de Meereen cuando Daenerys se marcha a lomos de Drgon y se topa con los dothrakis. En la serie, ese papel lo asumen Tyrion y Varys. En cuanto a Mance Ryder, el Rey-Más-Allá-del-Muro, la ficción de HBO no es capaz de hacer honor a la grandeza del personaje y lo elimina quemándolo vivo en un ritual en honor al Señor de la Luz. En los libros, consciente de la utilidad de Mance, Melisandre usa una artimaña para salvar al líder de los salvajes: el que muere en realidad es otro personaje, Casaca de Matraca. Más tarde encargan a Mance infiltrarse en la Invernalia controlada por Ramsey Bolton para salvar a la supuesta Arya Stark que tienen allí retenida (y que en realidad es Jeyne Poole, una amiga de Sansa). Lo último que se sabe es que ha sido hecho prisionero, o al menos eso es lo que afirma Ramsey en la carta que le envía a Jon. Por último, Brynden Tully, el Pez Negro, fallece en la serie luchando en el asedio de Aguasdulces mientras Birenne y Podrick huyen al Norte. En los libros, Brynden escapa lanzándose al río. Su paradero es desconocido, pero si Martin lo mantiene vivo seguro que es por un buen motivo.

9.- El destino de los Tyrell


En la ficción de HBO, Cersei se deshace de un plumazo de casi todos los Tyrell vivos cuando vuela el Septo de Baelor con Margaery, Loras y Mace en su interior. En la séptima temporada, Jaime se deshace del último miembro de la familia, la afilada Olenna, Reina de las Espinas. En los libros, Margaery y sus primas están a la espera de juicio por parte de la Fe, de momento liberadas y bajo custodia de Lord Randyll Tarly. Por otro lado, Loras, instigado por Cersei y con la esperanza que esta ayude a los Tyrell a frenar la invasión del Dominio por parte de los Hijos del Hierro, acude a Rocadragón en una misión suicida y queda gravemente herido a causa de aceite hirviendo. Es decir, Loras está grave pero vivo aún. También está totalmente abierta toda la trama relacionada con los gorriones, el Septón Supremo y el resto de religiones. Raro sería que Martin solucionase ese creciente problema de los Siete Reinos con una única explosión.

10.- El camino de Brienne


Una de las mejores decisiones de los responsables de la serie de HBO ha sido reducir, eliminar o modificar los acontecimientos de Festín de cuervos, especialmente el viaje de Brienne de Tarth y Podrick Payne en busca de las niñas Stark, que en los libros se convierte en un vagabuendeo a ninguna parte en el que apenas sucede nada. En la serie, Brienne sí llega a encontrar a Sansa y a Arya, que rechazan su ayuda. Tras eso, la guerrera decide seguir a la primera en su camino hacia Invernalia para protegerla. En los libros, su viaje concluye cuando ella y Podrick acaban prisioneros de la Hermandad sin Estandartes y son llevados ante Lady Corazón de Piedra. La implacable nueva Catelyn cree que Brienne la ha traicionado y la lleva a la horca junto a su joven escudero. Ya con la soga al cuello, grita una palabra. En Danza de dragones se descubre que Brienne sigue viva cuando llega hasta Jaime y le pide que la acompañe.

Entradas similares

No se permiten nuevos comentarios