La maldición de Games of Thrones: dramas personales y enfermedades de sus protagonistas


Kit Harington ha ingresado en una clínica de rehabilitación pero no es el único protagonista de 'Juego de Tronos' que se ha visto superado por el peso de la fama. Emilia Clarke, Sophie Turner, Jason Mamoa, Maisie Williams...


EMILIA CLARKE SUFRIÓ DOS ANEURISMAS

Ella misma compartió fotos de su internación y de su tratamiento en las redes sociales. "En el momento en que todos mi sueños de niña parecían haberse hecho realidad, casi perdí mi mente y luego mi vida", confesó Emilia Clarke (32), la actriz que se puso en la piel de la "madre de los dragones". Cuando terminó la primera temporada se descubrió "aterrada" ante la gran exposición social que había alcanzado. De repente, tenía más fama de la que jamás hubiese imaginado. Tanto estrés la afectó físicamente: en una de las sesiones de entrenamientos empezó a sentirse mal y, tras una serie de análisis en el hospital, le detectaron dos aneurismas.


LA DEPRESIÓN DE SOPHIE TURNER

Cuando la serie se convirtió en un fenómeno mundial, sus protagonistas descubrieron las mieles de la fama. pero también comenzaron a sentir el peso de estar constantemente bajo la lupa. En abril último, Sophie Turner (que interpretó a Sansa Stark) confesó en una entrevista para el podcast Phil in the Blanks lo que supuso para ella enfrentarse a las críticas a su personaje. "Simplemente creía lo que decía la gente. Yo decía 'sí, tengo pecas. Estoy gorda. Soy una mala actriz'. Simplemente me lo creía", reveló. Esas inseguridades la sumergieron en una profunda depresión. "No tenía motivación para hacer nada ni para salir. No quería ver ni a mis amigos. Tan sólo lloraba y lloraba", dijo. Y de hecho, la pesadilla aún no terminó. "Llevo cinco o seis años sufriendo depresión. Aprender a quererse a uno mismo es el mayor de los desafíos", dijo hace días en una entrevista tras su boda con Joe Jonas (29) en Las Vegas.


JASON MOMOA, ARRUINADO

Aunque su caso no tiene nada que ver con el de sus compañeros, ya que él dejó la serie mucho antes, hoy se luce como protagonista de la película Aquaman y es uno de los actores mejor pagos de Hollywood, en algún momento Jason Momoa (39) tuvo serios problemas económicos. Cuando comenzó a trabajar en Games of Thrones, el actor que dio vida a Khal Drogo durmió durante varios meses en una furgoneta junto a un amigo en Irlanda, ya que no tenía plata para regresar a su hogar en Hawái.


LOS PROBLEMAS PERSONALES DE JON SNOW

Semanas antes de que Games of Thrones emitiera su esperado último episodio, Kit Harington (32) ingresó voluntariamente al centro de rehabilitación Privé Swiss, en Connecticut. "Decidió utilizar este descanso en su agenda como una oportunidad para pasar un tiempo en un centro de bienestar y trabajar en algunos problemas personales", dijo a través de un comunicado un portavoz del actor. El portal Page Six aseguró además que la estrella que interpreta al guerrero Jon Snow en la famosa serie comenzó un tratamiento contra el estrés y la adicción al alcohol.


MAISIE WILLIAMS Y SUS PROBLEMAS DE AUTOESTIMA

La actriz, que se sumó a la serie cuando tenía 14 años para dar vida a la intrépida y valiente Arya Stark, hizo públicos sus problemas de autoestima en una reciente entrevista en el podcast radial Happy Place. "Llegué hasta el punto de estar hablando con mis amigos mientras mi mente no dejaba de darles vuelta a todas las estupideces que podía haber dicho en mi vida. Todos nos podemos identificar con esa sensación, cuando nos decimos a nosotros mismos cosas horribles", contó Maisie Williams (22). Llena de nuevas inseguridades, comenzó un tratamiento psicológico.

Entradas similares

No se permiten nuevos comentarios