Westworld


Westworld es una serie de televisión de ciencia ficción y suspenso creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy para HBO. Se basa en la película de 1973 del mismo nombre, que fue escrita y dirigida por el novelista estadounidense Michael Crichton, y su secuela Futureworld (1976). 


Es la segunda serie de televisión basada en las dos películas, la primera es la serie de corta duración de 1980 Beyond Westworld. Nolan y Joy se desempeñan como productores ejecutivos junto con J. J. Abrams, Jerry Weintraub, y Bryan Burk, con Nolan dirigiendo el piloto. La primera temporada se estrenó el 2 de octubre de 2016, concluyó el 4 de diciembre de 2016 y consistió en diez episodios. En noviembre de 2016, HBO renovó la serie para una segunda temporada de diez episodios, que se estrenó el 22 de abril de 2018.


El debut de la serie en HBO obtuvo la audiencia más alta para un estreno desde el primer episodio de True Detective en 2014 y Westworld se posiciona como la primera temporada más vista de una serie original de HBO.


El 1 de mayo de 2018, la serie se renovó para una tercera temporada.

Westworld ha recibido críticas en gran medida positivas por parte de los críticos, con elogios especiales por las imágenes, la historia y las actuaciones.

Sinopsis

En un futuro no especificado, Westworld, uno de los seis parques temáticos poseído y operados por Delos Inc., permite a los visitantes experimentar el Viejo Oeste en un entorno poblado por anfitriones, androides programados para satisfacer todos los deseos de los visitantes.


Los anfitriones siguen un conjunto predefinido de narrativas entrelazadas, pero tienen la capacidad de desviarse de estas narrativas en función de las interacciones que tienen con los visitantes.


Los anfitriones repiten su narrativa de nuevo cada día—habiendo borrado sus recuerdos del día anterior—hasta que son reutilizados o guardados para su uso en otras narraciones. Para la seguridad de los visitantes, los anfitriones no pueden dañar ninguna forma de vida; esto les permite a los visitantes una libertad casi ilimitada para participar sin recibir castigo en cualquier actividad que elijan con los anfitriones, incluida la violación y el asesinato. El personal está ubicado en un centro de control llamado La Mesa, conectado al parque a través de vastas instalaciones subterráneas, supervisa las operaciones diarias, desarrolla nuevas narrativas y repara a los anfitriones según sea necesario.